Saturday, March 26, 2005

Noche de S�bado

Noche

Luminosa transparencia de gota azul p�lida;
la noche es un mar vertical, es un espacio vac�o
dentro de un intervalo m�s oscuro y m�s claro.

La noche se detiene en las hojas de los �rboles,
se r�e, se retuerce y escribe en los cuerpos de los p�jaros
cosas que s�lo entiende un ni?o loco con resortera.

Espinazo de animal putrefacto plagado de hormigas luminosas,
mar deshabitado, reflejo de nadie, luna derramada,
espejo sangrante entre nubes de lluvia.

Cielo reci�n nacido que apenas pulsa, pulsa penas;
mojo mi cara y mis pies en su espuma de follaje fresco:
la noche es el tatuaje perverso en el hombro de Dios.



Pablo Est�vez

Thursday, March 24, 2005

Borges

Una vez m�s, maldito Borges bendito. (s� lo que estoy diciendo)


Triada

El alivio que habr� sentido C�sar en la ma?ana de Farsalia, al pensar: Hoy es la batalla.

El alivio que habra sentido Carlos Primero al ver al alba en el cristal y pensar: Hoy es el d�a del pat�bulo, del coraje y del hacha.

El alivio que tu y yo sentiremos en el momento que precede a la muerte, cuando la suerte nos desate de la triste costumbre de ser alguien y del peso del Universo.

Saturday, March 19, 2005

A una joven judia

Reina del Cielo


Bajo el signo del Aleph y el Tav: tu coraz�n descansa;
se mueve,
late,
se dilata.

Bajo el signo de tu boca y tu piel: mi coraz�n palidece,
se ahoga,
se delata.

Eres principio y divinidad, verdad �ltima, primera y verde;
primavera lejana,
c�lida,
a?orada.

Son tus labios el Tav y el Aleph,
libro de dibujo,
Praga bajo la lluvia,
ciudad reci�n nacida,

Reina del cielo, del Sol, de la fruta y las hormigas;
Giro de hurac�n en estrellas de �ltima magnitud;
Nacimiento de r�os, deltas y esteros.

Tu eres Le�n Juda;
Yo el Golem herrumbrado,
Amor es la palabra,
la clave,
la revelaci�n.

Miras mi coraz�n y vuela: el cielo �sta lleno de arterias,
plumajes,
vac�os,
y cielos rojos.

?Qu� necesito para detenerte entre mis brazos?
sangre transparente,
latido astron�mico,
luz sin Luna.

Miro tu rostro y entiendo: El Mundo esta lleno de ni?os.

Wednesday, March 09, 2005

Luz liquida

Luz liquida


Tu sexo: bosque de eucaliptos secos,
destino como espiral de ADN.
2001 Odisea del Espacio era una obra del Renacimiento
hasta que lleg� tu sombra pedregosa.

Descubro en la frente de Bertrand Russel
como se revela un laberinto a la luz de la Luna;
Tu espacio es hexa�drico
como una escalera de az�car glass.

Tu sexo: Universo-laberinto de terciopelo negro,
arma escocesa del siglo XVIII,
canto navajo de guerra.

Tu velocidad es la de un alebrije �rabe,
y tu palidez, la de un �ngel en camisa de marca;
Me quejo de la sustancia de la vida
y de las cosas que escurren hacia arriba;
tu perfil es el de Shiva Nataraja.

Una calavera met�lica que se disuelve como mercurio, me dice:
�Cuando libero, me libero�.
La silla es una pir�mide al rev�s,
y mi piel usa camuflaje contra una lluvia de piedras que no mata.

Eres como una salpicadura de agua en una hoja de mapple,
o como una monograf�a sobre el aparato respiratorio de Julio; (Cortazar)
Y yo soy el reloj de Julio, (Argeta)
Julio (los dos) son un elefante fam�lico de colores.

Me pongo a descansar entre tus piernas,
como un colibr� que liba entre plantas carn�voras;
Una canto a la soberan�a de las hormigas son tus pechos,
y una ofrenda a Xipe tu piel descalza.

?Mi caballo!, ?mi caballo!,
?Mi caballo por un beso!

Saturday, March 05, 2005

Algo de lo mio

Poema 32


Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que una memoria de acr�lico
con inflexiones met�licas me dijo:
�Soy de madera del siglo XVII, soy una especie de cerradura�.

Por si ya no me levanto, quiero que veas
miles de bucles cuando pienso que pienso lo que voy a pensar;
pienso y estoy pensando; pienso que pienso que estoy pensando,
y veo risas como serruchos en navidad.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que nunca distingu� entre el play y el stop
y que viv� entre bosques oscuros en mi ni?ez.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que vi el cielo rojo de Bagdad segundos antes de la guerra
con una tormenta dentro de mis ojos.

Con el desierto en mi boca
perd� la memoria de mi memoria,
esfinge que mueve los dedos dentro de un zapato viejo.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que mi respiraci�n no tuvo fin, que fue respiraci�n fractal,
que fue respiraci�n reptil.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que una ni?a que es un rompecabezas de madera,
recogi� su coraz�n de entre mis muslos
que fueron dos cangrejos heike.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que la sangre en mi cabeza fue un casco, una esmeralda,
un zafiro, algo rojo, una piedra.
Que cayeron gotas de sangre en mi silla de madera.
Que fui de mercurio liquido (un veneno)
y mi aliento fue un llavero que perd�.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que todos somos un dibujo color sepia,
la luz es c�bica como el az�car
y la infancia es como un carrito de madera pintado de negro.


El destino tiene ojos azules,
ciudad universitaria esta plagada de �ngeles,
y la muerte tiene esqueleto de rana.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que todo es de juguete,
que todo se reconstruye de fin a principio y de principio a fin,
que llevamos la memoria en el pecho,
que Laura es una llama en el ant�rtico,
que dos hermanas asesinaron a su madre.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que vi un bosque azul con arbustos de plata,
que la nieve es de plata.
que mate gatos a golpes en una noche estrellada,
que dorm� en un cementerio sarraceno
y despert� con el aullido de una jaur�a de palabras.

Que la neblina del bosque se mete a mi casa
lenta como la espuma,
y aparecen c�pulas romanas con caligraf�a musulmana.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que es Dios quien nos desprecia,
y el aparente caos es solo un misterioso orden;
que el cielo gira al contrario de las manecillas del reloj,
y que el mar es la mejor carta de navegaci�n.

Que el Universo es arte �ptico con influencias huicholas,
que por momentos fui Gregorio Samsa,
que por momentos fui el pr�ncipe Hamlet,
que las aves son de humo y nadie escapa del humo.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que el Mundo es un ballet creado por Marcel Duchamp
escrito en el pecho de un tibur�n.

Por si ya no me levanto, quiero que sepas
que nunca digo lo que siento.

Flowers

Mamiya RB67 Portra 160