Tuesday, March 28, 2006

Libros Imaginarios












?Si un libro se deshoja se convierte en �rbol?

Y ?Si escribo en las hojas de un �rbol lo convierto en libro?





Foto: Sean Kernan

Libros que No Existen











?De qu� hablar�a un libro cuyo contenido tratara de demostrar que los Libros no existen?

Foto: Sean Kernan

Books






















?Un Libro puede concebir a otro libro?
?De que tratar�a yo si fuese un libro?

Foto: Chema Madoz

Tuesday, March 21, 2006

Libros que no existen




Lo repito: basta que un libro sea posible para que exista. S�lo est� excluido lo imposible.

Por ejemplo: ning�n libro es tambi�n una escalera, aunque sin duda haya libros que discuten y niegan y demuestran esa posibilidad y otros cuya estructura corresponde a la de una escalera.

J. L. Borges. La Biblioteca de Babel.

Foto: Sean Kernan.

Tuesday, March 14, 2006

Libro










Escribo

en realidad,

?Qui�n escribe en qui�n?

Foto: Sean Kernan

Sunday, March 12, 2006

�rbol



Para el �rbol todo es tierra,
equilibrio, hojas,
viento, ra�z.

Ra�ces aferradas al viento;
movimiento de reloj sin tiempo
animal que ruge como un mar seco.

P�ndulo de cabeza
el perverso viento se frota sobre tus hojas.

Para ti todo es p�jaros,
casa, ni?os,
columpio, ra�z.

No se mueve la hoja de Dios
sin la voluntad del �rbol.


Tiene Raz�n el Azar













Tiene raz�n el azar
debo darme por vencido;
una pluma cay� en mi mano
mientras estaba descuidado.

La realidad es un mar negro y espeso;
aqu� la materia no se crea ni se destruye,
pero ad�nde se van las miradas perdidas,
los espejos rotos,
los pensamientos impuros,
las lagrimas que no contuve,
los ni?os perdidos y las buenas putas
?Se van al cielo o al infierno?

La memoria es un cementerio nuevo y reluciente;
los muertos se levantan y nos provocan pesadillas.
Recuerdo, decimos;
pero no recordamos nada,
recordamos lo que queremos y como queremos;
Somos los ni?os consentidos de un Dios idiota.



Video-instalaci�n de Nam June Paik

Incertidumbre














No s� si eres, la manzana
o la serpiente,
el papel o la tinta,
Gerson Scholem o la c�bala,
el Golem o la precisa palabra.

El rojo o el azul del cielo de Berenice
ciudad de tres mil a?os reci�n nacida;
gema o sangre derramada,
piedras con destello de luz que dormita.

Jes�s en la cruz, dos que uno son;
el hombre es lo que ama,
lo que odia, lo que mata;
�ste amor es un can�bal;
La libertad se enamoro de la prisi�n.

Gaud� imaginando la natividad,
no sabia que el tranv�a que lo atropello
lo matar�a; pero supo
que hab�a llegado a tiempo a la cita.

Yo, imaginando tu ....,
no sab�a que

Me amas y yo debo ser la boca,
me consumes y yo debo ser la flama,
me olvidas y yo debo ser la memoria;
Nunca tuve ninguna certeza.

Antes estaba sin vida, ahora sin ti,
ya estoy muerto.



Foto: Sean Kernan

Poema














Aqu� un poema que escribi hace unos meses, lo dejo a su consideraci�n, la idea es que el escrito posee dos sentidos, uno cuando se lee de manera tradicional, es decir, de arriba a abajo y de izquierda a derecha, pero el sentido cambia si se lee de izquierda a derecha y de abajo hacia arriba.

Espejo


No te reflejare m�s,
falsear�a diciendo que
te reflejo como siempre te mostr�.

Poseo la certeza que
nada fue insustancial;
Registro que en m� tu no simbolizas nada,
no puedo exhibir jam�s
que alimento una gran luz.

Siento cada vez m�s
que ya te olvid�;
jam�s aplicar� el enunciado:
yo te reflejo.



Pablo Est�vez
Fotograf�a de Sean Kernan

Tuesday, March 07, 2006

Para �lvaro, mi amigo...













Que terrible �ste momento por el que pasas, nada de lo que podamos decirte podr� calmar en un minimo lo que sientes, perdona estas tontas palabras.
Para ti, �ste poema de Sabines que seguro conoces, espero que sea un poco de b�lsamo para tu alma adolorida.


Algo sobre la muerte del Mayor Sabines.
Primera parte. XV

Pap� por treinta o por cuarenta a?os,
amigo de mi vida todo el tiempo,
protector de mi miedo, brazo m�o,
palabra clara, coraz�n resuelto,

te has muerto cuando menos falta hac�as,
cuando m�s falta me haces, padre, abuelo,
hijo y hermano m�o, esponja de mi sangre,
pa?uelo de mis ojos, almohada de mi sue?o.

Te has muerto y me has matado un poco.
Porque no est�s, ya no estaremos nunca
completos, en un sitio, de alg�n modo.

Algo le falta al mundo, y t� te has puesto
a empobrecerlo m�s, y a hacer a solas
tus gentes tristes y tu Dios contento.


P.D. No perdonemos ni a la vida ni a la muerte.

Ave muerta

Cambo 4x5 Kodak caducada