Sunday, February 18, 2007

Be like water
















Vacía tu mente. Libérate de las formas.
Vacía tu mente, no tengas forma ni esquema.
Vacía tu mente, se amorfo, moldeable como el agua.
Si pones agua en una taza, se convierte en la taza, si pones agua en una botella se convierte en la botella, si la pones en una tetera se convierte en la tetera.

El agua puede fluir o puede aplastar. Se como el agua. Amigo mío, el agua que corre nunca se estanca, así es que hay que seguir fluyendo.

Abre bien los ojos y observa a tu alrededor. Lo débil siempre vencerá a lo fuerte. Nada hay en el mundo tan débil y flexible como el agua, pero cuando ataca a lo duro y a lo fuerte demuestra su poder.
Así lo débil vence a lo fuerte y lo flexible a lo rígido.

No hay entre los hombres quien no lo sepa, pero todos parecen ignorarlo y nadie lo practica. Por eso, quien es sabio enseña que quien soporta sobre sí todos los infortunios de un imperio puede llegar a ser su soberano.
Y quien soporta los ataques más injustos acaba por ser el vencedor. Y estas palabras son verdaderas, aunque tú ahora no las entiendas y no te lo parezca.

La forma más adecuada de enfrentarse a una situación es no actuar, dejarse llevar, convertirse en agua.

El mejor de los hombres es semejante al agua, la cual beneficia a todas las cosas, sin ser contenida por ninguna, fluye por lugares que otros desdeñan.

El agua da la impresión de ser muy débil, pero no lo es.

Que nunca los engañen las apariencias. Al final el agua vence a la roca y esta es destruida y se convierte en arena que es arrastrada al mar. Al final la roca desaparece ante el agua blanda.

El agua siempre está dispuesta a rendirse, pero mediante la rendición conquista.

Vacía tu mente. Libérate de las formas como el agua. Pon agua en una botella y será la botella. Ponla en una tetera y será la tetera. El agua puede fluir… o puede golpear. Se agua.

Pura, cristalina y profunda filosofía oriental.
¡Que hermoso!

Saturday, February 17, 2007

Obras Maestras del Siglo XX





















Esta obra pertenece a un pintor noruego llamado Edvard Munch; es una de mis favoritas. Recuerdo que de niño la veía en un libro que trataba acerca de enfermedades mentales y desde ese entonces vivo impresionado por ésta terrible pieza artística, que considero es el grito más horripilante de todo el siglo XX pero también el más silencioso.
El mismo Much se refirió así de su propia obra:

“Estaba caminando por un camino con unos amigos. Se puso el sol. Sentí un ataque de melancolía. De pronto el cielo se puso rojo como la sangre. Me detuve y me apoye en una barandilla muerto de cansancio y mire las nubes llameantes que colgaban como sangre, como una espada sobre el fiordo azul-negro y la ciudad.
Mis amigos continuaron caminando. Me quedé allí temblando de miedo y sentí que un grito agudo interminable penetraba la naturaleza".


Espero que les guste. Y ¿cuál es su obra favorita?

Saturday, February 03, 2007

La palabra Google y el Número más grande de todos

Recuerdo que una vez de niño le pregunte a mi madre:

¿Cuál es es número más grande de todos? ¿En dónde acaban los números?

Mi madre me contestó que no hay número más grande, que los números jamás se acaban.

Esa fue mi primera noción del Infinito, jamás me había puesto a pensar en esa posibilidad: de que algo nunca se termine.

Por allí encontre éste maravilloso fragmento de la serie COSMOS de (¿quién más, je?) Carl Sagan hablando de números grandes, espero que les guste.




Friday, February 02, 2007

Maestro entre los maestros

Cada partícula de nosotros es un fragmento de estrellas.

¿Debo de recordarles una vez más que Sagan es mi héroe? Je je.

Memoria



















"Moriré el día que muera el último de mis amigos"
J. L. Borges.

Ave muerta

Cambo 4x5 Kodak caducada