Sunday, April 24, 2005

Temor de la c�lera

En una de sus guerras, Al� derrib� a un hombre y se arrodill� sobre su pecho para decapitarlo. El hombre le escupi� en la cara. Al� se incorpor� y lo dej�. Cuando le preguntaron por qu� hab�a hecho eso, respondi�:
-Me escupi� en la cara y tem� matarlo estando yo enojado. S�lo quiero matar a mis enemigos estando puro ante Dios.

FIN

Ah'med el Qalyubi

El verdugo

Cuenta la historia que hab�a una vez un verdugo llamado Wang Lun, que viv�a en el reino del segundo emperador de la dinast�a Ming. Era famoso por su habilidad y rapidez al decapitar a sus v�ctimas, pero toda su vida hab�a tenido una secreta aspiraci�n jam�s realizada todav�a: cortar tan r�pidamente el cuello de una persona que la cabeza quedara sobre el cuello, posada sobre �l. Practic� y practic� y finalmente, en su a?o sesenta y seis, realiz� su ambici�n.
Era un atareado d�a de ejecuciones y �l despachaba cada hombre con graciosa velocidad; las cabezas rodaban en el polvo. Lleg� el duod�cimo hombre, empez� a subir el pat�bulo y Wang Lun, con un golpe de su espada, lo decapit� con tal celeridad que la v�ctima continu� subiendo. Cuando lleg� arriba, se dirigi� airadamente al verdugo:
-?Por qu� prolongas mi agon�a? -le pregunt�-. ?Hab�as sido tan misericordiosamente r�pido con los otros!
Fue el gran momento de Wang Lun; hab�a coronado el trabajo de toda su vida. En su rostro apareci� una serena sonrisa; se volvi� hacia su v�ctima y le dijo:
-Tenga la bondad de inclinar la cabeza, por favor.

FIN

Koestler, A. - Hungr�a: 1905-1983

Mensaje

Una mujer est� sentada sola en una casa. Sabe que no hay nadie m�s en el mundo: todos los otros seres han muerto.
Golpean a la puerta.

FIN

Thomas Bailey Aldrich


P.D. De verdad esta de terror.

Sunday, April 10, 2005

Borges

?Es un imperio
esa luz que se apaga
o una luciernaga?





P.D ?maldito!

Kobayashi Issa

Donde haya hombres,
habr� moscas, y habr�
Budas tambi�n.

Trad. Antonio Cabezas



Al Fuji subes
despacio- pero subes,
caracolito

Trad. Octavio Paz, Eikichi Hayashiya


Las distantes monta?as
se reflejan en la pupila
de la lib�lula

Trad. Samuel Wolpin

Takai KIT�

uguisu no
ni-do kuru hi ari
konu hi gachi

algunos d�as
no viene el ruise?or;
otros, dos veces


Trad.: Jos� Mar�a Bermejo

Yosa BUSON

harusame ya
mono kakanu mi no
aware naru


Lluvia de primavera;
?pobre de aquel

que nada escribe!


trad.: Fernando Rodr�guez-Izquierdo

Objetos para representar al Mundo

�rbol


Para el �rbol todo es tierra,
equilibrio, hojas,
viento, ra�z.

Ra�ces aferradas al viento;
movimiento de reloj sin tiempo
animal que ruge como un mar seco.

P�ndulo de cabeza
el perverso viento se frota sobre tus hojas.

Para ti todo es p�jaros,
casa, ni?os,
columpio, ra�z.

No se mueve la hoja de Dios
sin la voluntad del �rbol.

Saturday, April 09, 2005

�le

LA ROSA DE LA HARINA

Pero el hombre es un ni?o laborioso y est�pido
que ha hecho del juego una sudorosa jornada.
Ha convertido el palo del tambor en una azada,
y en vez de tocar sobre la tierra una canci�n de j�bilo
se ha puesto a cavarla.
Si supi�ramos caminar bajo el aplauso de los astros
y hacer un s�mbolo po�tico de cada jornada!


LE�N FELIPE

�le una vez mas, maestro Le�

Haiku, de nuevo

Haiku significa haikai no hokku que quiere decir el primer verso del haikai.

Nohaiku

Nohaiku


En el oleaje
sin sal de tus ojos
en la pilastra de marfil de tu nuca,
nada la bailarina rota de tu sonrisa.

Nadie recorre mi camino abandonado,
salvo tu crep�sculo.

?Debo compararte
a un d�a
sin verano?

Vine de Comala
porque me dijeron
que tu estabas aqu�:
una tal: mujer p�ramo.

Firme en tu cuerpo
aferrada a tu tallo
tu boca espera el invierno.

No veo tu rostro,
bajo el cerezo
ha reverdecido tu vientre;
entre tus muslos, mi mano es m�s blanca.

En el cemento
entre las grietas
una sombra es mi otra mano.

Miro tu figura y pienso:
Dios, gracias por reconciliarme con el Mundo;
Mundo, gracias por reconciliarme con Dios.

Woman