Monday, January 31, 2005

S�plica

�sto me lo mando una amiga mia por correo, cuando lo le� por primera vez, quer�a gritar, llorar, arrancarme el alma a mordidas; desp�es de escribir o leer �sto, ?Que m�s se puede hacer?

A LA UNA DE LA MA?ANA

(fragmento)

?Solo por fin! Ya no se oye m�s que el rodar de algunos coches rezagados y derrengados. Por unas horas hemos de poseer el silencio, si no el reposo. ?Por fin desapareci� la tiran�a del rostro humano, y ya s�lo por m� sufrir�!?Por fin! Ya se me consiente descansar en un ba?o de tinieblas. Lo primero, doble vuelta al cerrojo. Me parece que esta vuelta de llave ha de aumentar mi soledad y fortalecer las barricadas que me separan actualmente del mundo.Descontento de todos, descontento de m�, quisiera rescatarme y cobrar un poco de orgullo en el silencio y en la soledad de la noche. Almas de los que am�, almas de los que cant�, fortalecedme, sostenedme, alejad de m� la mentira y los vahos corruptores del mundo; y vos, Se?or, Dios m�o, concededme la gracia de producir algunos versos buenos, que a m� mismo me prueben que no soy el �ltimo de los hombres, que no soy inferior a los que desprecio.

CHARLES BAUDELAIRE


Pues lo �nico que se me ocurri� fue escribir algo:


El signo


La vida del hombre es un signo en la distancia, un poco de carb�n que brilla un poco en el interior de un poco de mar; los �rboles son muebles vivos que al vernos, se quedan dormidos:las sillas y las mesas nos miran y se quedan quietas.
Hablamos para no ser escuchados,
?A qui�n le importa un mono desnudo?
que grita y chilla y hace de su leguaje un escupir obsceno.

El hombre no habla, solo babea, solo escupe,
solo dice fragmentos de palabras,
solo simulacros de palabra,
solo un octavo de palabra,
solo un minuto de palabra,
solo silencios de palabra,
solo intentos de palabra,
solo acentos de palabra,
solo plumas de palabra,
solo dermis de palabra,
solo latidos de palabra,
solo gotas de palabra,
un estrato de palabra,
un crepitar de palabra,
un aullido de palabra,
una genuflexi�n de palabra,
una estalactita de palabra,
un medio tono de palabra,
una sombra de palabra,
una hebra de palabra,
un ensayo de palabra,
un cabello de palabra,
un p�xel de palabra,
una ola de palabra.
!Que hablen las piedras, las estrellas, la mierda
que seguro hay mas sustancia en su discurso?
He escuchado un eco interior en la voz que producen.
Y ya que ni siquiera tenemos el consuelo de un suicidio digno,vamos a mordernos y arrancarnos la piel como los perros,
y que los perros nos perdonen por tan baja comparaci�n.
Es una l�stima, yo solo quer�a hacer un poco de ruido con mis pies.



P.D. Dios!...

Poema, comentarios y comentarios a los comentarios

Hace unos d�as escrib� un breve poema, influenciado por mi estado de �nimo, lo envie a tres personas, este es el poema, posteriormente los comentarios.


Que el amor exista


Que la belleza exista, que existan mares de estrellas liquidas;
Que existan marineros en tierra, y tardes sexuales de verano;
Que exista la l�nea de Picasso, y el color p�lido del miedo al minotauro;
Yo retrocedo en cuatro patas a la vista del cielo.
Me acostumbr� a tan poca luz , a tan poco amor, que me he quedado ciego.
Que el amor exista, aunque mi lugar sea la agon�a.
Aqui los comentarios al poema:
Comentario 1: hijole, que bonito esta, chingao! ('bonito' en elmejor sentido de la palabra, no del club de losoptimistas). lo digo en serio: en la epoca quevivimos, de posmodernidad, de ser 'cool', de bigbrother, de ser 'intenso', de la renovacion publica ymediatica de la misoginia y la estupidez... senecesitan COJONES para escribir algo asi. ahorita queestoy de cyberalcoholico -echando unos tragos frente ala red- SALUD por ese poema!!!
Comentario 2:
la belleza existe
... y existen ojos ciegos
el amor existe
... y existen oidos sordos
en un rincon oscuro la vision es parcial
pero se siente seguro...
lastima
los mares de estrellas liquidas huerfanos de tu mirada
lastima
todos los barcos que se van vacios... de tu pecho
existe
la linea de picasso en tus hombros y tus manos
no te castigues
no caigas en el sopor del latigo
aunque sea dulce

creeme,
el amor existe, aunque mi lugar sea la agonia.
Comentario 3:
Me pareci� muy, muy chido creo que una vez m�s me has llevado a notar las limitaciones que como humanos tenemos ante la grandeza del amor. (tanto que a veces inhibe).
Comentario a los comentarios:
Que exista la muerte, el odio, la infamia, la violencia cruda descarnada y gratuita. �ste Mundo es una carniceria asc�ptica, que exista el infierno actualizado. Yo los tengo a ustedes, es decir que todo, no est� del todo perdido.

Sunday, January 30, 2005

Dr. Carl Sagan (1934-1996)

Existen cosas maravillosas que nos hieren, pero �ste tipo tan particular de herida produce un dolor tan dulce, un dolor tan puro, tan ligero, que parece que lo eleva a uno; nuestro esp�ritu pareciera m�s colorido, m�s espeso o m�s rico; as�­ me hacen sentir las primeras l�­neas del cap�tulo n�mero uno, de ese inmenso libro, inmenso como el tema que trata: COSMOS de Carl Sagan.
Obra monumental que ha acercado a la ciencia a millones de personas. Recuerdo aquella vez que, charlando con un amigo mio que es cosm�logo, cite al Dr. Sagan, y �l me dijo emocionado: -Pues precisamente por �l, yo estudio cosmograf�a, yo quer�a ser como �l-.

?Acaso habra que decir algo m�s?
Este hombre inspir� a m�s de una generaci�n a buscar las respuestas a las dudas que nuestra especie, valerosa y curiosa, trata de resolver.

"El Cosmos es todo lo que es o todo lo que fue o todo lo que ser� alguna vez. Nuestras contemplaciones m�s tibias del Cosmos nos conmueven: un escalofr�o recorre nuestro espinazo, la voz se nos quiebra, hay una sensaci�n d�bil, como la de un recuerdo lejano, o la de caer desde lo alto. Sabemos que nos estamos acercando al mayor de los misterios."

�ste hombre dijo lo que todos ya sabemos, pero que ten�amos atorado en el pecho.


P.D. Gracias Dr. Sagan por enriquecer a �ste Mundo con su presencia; pero hay algo que no le perdono; con su ausencia, este Mundo es un poco menos interesante.

P.D. 2 ?Debo repetir acaso, que lo escencial es invisible para los ojos?

El Peque?o Principe

�ste fragmento que hoy les presento, de ese maravilloso libro llamado El Principito me ha hecho pensar cientos de cosas, entre otras, c�mo es posible que el mundo siga de esta manera como si El Principito no existiera, es como si no se hubiera escrito, es como si nadie lo hubiese leido.
En cuanto a mi, ya no puedo actuar como si el peque?o principe no existiera, me ha revelado algunas cosas, que me han costado mucho trabajo entender (soy terco y ciego), y por fin, creo que las estoy entendiendo; finalizo �ste texto con el fragmento final de un correo que me mando, desde argentina, una persona muy especial para mi:

(...) todo podria ser tan...tan sencillo y, paradojicamente, es incomprensible para la mayoria , justamente por eso, por lo simple...
y a vos, en esta ocasion, te toco ser principito, zorro o rosa ?
o un poco de cada uno?
beso.cuidate.


CAP�TULO XXI

Fue entonces que apareci� el zorro:
- Buen d�a - dijo el zorro.
- Buen d�a � respondi� cort�smente el principito, que se dio vuelta pero no vio a nadie.
- Estoy aqu� � dijo la voz �, bajo el manzano...
- Qui�n eres ? � dijo el principito. � Eres muy bonito...
- Soy un zorro � dijo el zorro.
- Ven a jugar conmigo � le propuso el principito. � Estoy tan triste...
- No puedo jugar contigo � dijo el zorro. � No estoy domesticado.
- Ah! perd�n � dijo el principito.
Pero, despu�s de reflexionar, agreg�:
- Qu� significa "domesticar" ?
- No eres de aqu� � dijo el zorro �, qu� buscas ?
- Busco a los hombres � dijo el principito. � Qu� significa "domesticar" ?
- Los hombres � dijo el zorro � tienen fusiles y cazan. Es bien molesto ! Tambi�n cr�an gallinas. Es su �nico inter�s. Buscas gallinas ?
- No � dijo el principito. � Busco amigos. Qu� significa "domesticar" ?
- Es algo demasiado olvidado � dijo el zorro. � Significa "crear lazos..."
- Crear lazos ?
- Claro � dijo el zorro. � Todav�a no eres para m� m�s que un ni?o parecido a otros cien mil ni?os. Y no te necesito. Y t� tampoco me necesitas. No soy para ti m�s que un zorro parecido a otros cien mil zorros. Pero, si me domesticas, tendremos necesidad uno del otro. T� ser�s para m� �nico en el mundo. Yo ser� para ti �nico en el mundo...
- Comienzo a entender - dijo el principito. � Hay una flor... creo que me ha domesticado...
- Es posible � dijo el zorro. � En la Tierra se ven todo tipo de cosas...
- Oh! no es en la Tierra � dijo el principito.
El zorro pareci� muy intrigado:
- En otro planeta ?
- S�.
- Hay cazadores en aquel planeta ?
- No.
- Eso es interesante ! Y gallinas ?
- No.
- Nada es perfecto � suspir� el zorro.
Pero el zorro volvi� a su idea:
- Mi vida es mon�tona. Yo cazo gallinas, los hombres me cazan. Todas las gallinas se parecen, y todos los hombres se parecen. Me aburro, pues, un poco. Pero, si me domesticas, mi vida resultar� como iluminada. Conocer� un ruido de pasos que ser� diferente de todos los dem�s. Los otros pasos me hacen volver bajo tierra. Los tuyos me llamar�n fuera de la madriguera, como una m�sica. Y adem�s, mira ! Ves, all� lejos, los campos de trigo ? Yo no como pan. El trigo para m� es in�til. Los campos de trigo no me recuerdan nada. Y eso es triste ! Pero t� tienes cabellos color de oro. Entonces ser� maravilloso cuando me hayas domesticado ! El trigo, que es dorado, me har� recordarte. Y me agradar� el ruido del viento en el trigo...
El zorro se call� y mir� largamente al principito:
- Por favor... domest�came ! � dijo.
- Me parece bien � respondi� el principito -, pero no tengo mucho tiempo. Tengo que encontrar amigos y conocer muchas cosas.
- S�lo se conoce lo que uno domestica � dijo el zorro. � Los hombres ya no tienen m�s tiempo de conocer nada. Compran cosas ya hechas a los comerciantes. Pero como no existen comerciantes de amigos, los hombres no tienen m�s amigos. Si quieres un amigo, domest�came !
- Qu� hay que hacer ? � dijo el principito.
- Hay que ser muy paciente � respondi� el zorro. � Te sentar�s al principio m�s bien lejos de m�, as�, en la hierba. Yo te mirar� de reojo y no dir�s nada. El lenguaje es fuente de malentendidos. Pero cada d�a podr�s sentarte un poco m�s cerca...
Al d�a siguiente el principito regres�.
- Hubiese sido mejor regresar a la misma hora � dijo el zorro. � Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde, ya desde las tres comenzar� a estar feliz. Cuanto m�s avance la hora, m�s feliz me sentir�. Al llegar las cuatro, me agitar� y me inquietar�; descubrir� el precio de la felicidad ! Pero si vienes en cualquier momento, nunca sabr� a qu� hora preparar mi coraz�n... Es bueno que haya ritos.
- Qu� es un rito ? � dijo el principito.
- Es algo tambi�n demasiado olvidado � dijo el zorro. � Es lo que hace que un d�a sea diferente de los otros d�as, una hora de las otras horas. Mis cazadores, por ejemplo, tienen un rito. El jueves bailan con las j�venes del pueblo. Entonces el jueves es un d�a maravilloso ! Me voy a pasear hasta la vi?a. Si los cazadores bailaran en cualquier momento, todos los d�as se parecer�an y yo no tendr�a vacaciones.
As� el principito domestic� al zorro. Y cuando se aproxim� la hora de la partida:
- Ah! - dijo el zorro... - Voy a llorar.
- Es tu culpa � dijo el principito -, yo no te deseaba ning�n mal pero t� quisiste que te domesticara.
- Claro � dijo el zorro.
- Pero vas a llorar ! � dijo el principito.
- Claro � dijo el zorro.
- Entonces no ganas nada !
- S� gano �dijo el zorro � a causa del color del trigo.
Luego agreg�:
- Ve y visita nuevamente a las rosas. Comprender�s que la tuya es �nica en el mundo. Y cuando regreses a decirme adi�s, te regalar� un secreto.
El principito fue a ver nuevamente a las rosas:
- Ustedes no son de ning�n modo parecidas a mi rosa, ustedes no son nada a�n � les dijo. � Nadie las ha domesticado y ustedes no han domesticado a nadie. Ustedes son como era mi zorro. No era m�s que un zorro parecido a cien mil otros. Pero me hice amigo de �l, y ahora es �nico en el mundo.
Y las rosas estaban muy inc�modas.
- Ustedes son bellas, pero est�n vac�as � agreg�. � No se puede morir por ustedes. Seguramente, cualquiera que pase creer�a que mi rosa se les parece. Pero ella sola es m�s importante que todas ustedes, puesto que es ella a quien he regado. Puesto que es ella a quien abrigu� bajo el globo. Puesto que es ella a quien proteg� con la pantalla. Puesto que es ella la rosa cuyas orugas mat� (salvo las dos o tres para las mariposas). Puesto que es ella a quien escuch� quejarse, o alabarse, o incluso a veces callarse. Puesto que es mi rosa.
Y volvi� con el zorro:
- Adi�s � dijo...
- Adi�s � dijo el zorro. � Aqu� est� mi secreto. Es muy simple: s�lo se ve bien con el coraz�n. Lo esencial es invisible a los ojos.
- Lo esencial es invisible a los ojos � repiti� el principito a fin de recordarlo.
- Es el tiempo que has perdido en tu rosa lo que hace a tu rosa tan importante.
- Es el tiempo que he perdido en mi rosa... � dijo el principito a fin de recordarlo.
- Los hombres han olvidado esta verdad � dijo el zorro. � Pero t� no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Eres responsable de tu rosa...
- Soy responsable de mi rosa... - repiti� el principito a fin de recordarlo.



P.D. Todas las bendiciones para ti Antoine de Saint-Exup�ry (1900-1944).


Saturday, January 29, 2005

Obsesiones

Aqui, es un peque?o cuento que habla de mis intereses y obsesiones: en este caso, Dios y lo infinito.
?Qu� es un hombre sin obsesiones?

Aqui


Aqu�, los d�as y las noches est�n a solo un paso, y aunque s� que existen otros siete iguales a mi, la soledad y el miedo son inagotables.
Para olvidarme de todo aquello invento juegos; me gusta imaginar que soy otros, una vez imagin� que era un d�bil rey casado con una hermosa y valiente reina, que ten�amos catorce hijos, imagin� a los hijos de mis hijos, a los hijos de los hijos de mis hijos y a los hijos de los hijos de los hijos de mis hijos; imagine a todos y a cada uno de ellos desde su concepci�n, su desarrollo y su fin, algunos eran fuertes, s�lidos o hermosos, y yo me sent�a orgulloso, otros eran mas bien d�biles, anodinos o mediocres.
Otra vez so?� que era una poderosa torre en ruinas que pertenec�a a un castillo viejo y abandonado que estaba rodeado por un bosque de �rboles muertos y que entre mis almenas anidaban palomas negras.
Pero a lo que m�s me gusta jugar, es a que soy un caballo, a veces soy un mustango y entonces corro desbocado y derribo todo lo que encuentro al paso hasta que me canso o me capturan, en otras ocasiones soy un caballo de batalla y entonces aunque sereno soy bravo, mido mis pasos y ataco.
El rumor de la guerra y la guerra misma son la constante de mi existencia en vigilia, por eso le rezo a Dios para que me libre de ser capturado; la duraci�n de las batallas son muy variables pueden durar d�as, semanas, meses o a?os, otras duran horas, aunque ha habido guerras de tan solo unos cuantos minutos.
Nuestro destino en la batalla esta determinado por Dios, eso todos lo sabemos y aunque como ya lo dije, le rezo para que me proteja, a veces creo que nuestro destino a Dios no le interesa mucho y que �l en su mundo esta ocupado en otra batalla igual o peor que la nuestra, y que Dios le reza a otro Dios m�s poderoso que �l, y as� todo es una cadena de guerras y Dioses tan larga o m�s como los hijos de los hijos de mis hijos que he imaginado.


El pescador de palomas

Es mi deseo inaugurar este espacio conocido por nadie, esta botella de naufrago, estas palabras de ag�nico, con un cuento de mi autoria, si es que podemos decir que algo nos pertenece.
Poseer, frecuentemente, es olvidar; en mi caso, escribo para olvidar y leo para recordar.
La escritura es una aventura que es m�s parad�jica que m�gica.
Vaya pues, que sea el azar quien dicte la sentencia para el destino de estas palabras. (Acaso hay alguien m�s?)


El Pescador de Palomas

Cuenta el historiador El Mu�min, pero s�lo Al� o Al-Muhaimin, el Vigilante, es omnisciente y no duerme y sabe la verdad, que hubo un pescador fastidiado de capturar peces, y en un arranque de pasi�n por cambiar de rutina, decidi� �pescar� palomas, y as�, en lugar de lombrices, enganch� pan en el anzuelo, y se dirigi� a lo alto de la torre del mujaidin, all� lanzo la l�nea de pesca al vac�o y espero; espero con la paciencia de un pescador de peces, pero pasaron los d�as y el sedal permanec�a vac�o; hasta que entendi� que si quer�a pescar una paloma, deb�a esperar con la paciencia de un pescador de palomas.
Los siguientes d�as estuvieron llenos de nuevas sensaciones y percepciones para el pescador, hasta que por all� pas� una parvada muy nutrida y muy hermosa, la l�nea del pescador comenz� a estremecerse y a tirar, una paloma hab�a �picado�, el pescador tir� con fuerza, enredo la l�nea en la ca?a, tom� a la paloma entre sus manos, torci� su cuello y la mato, tomo sus cosas y satisfecho se dirigi� a su casa para mostrar a su esposa y a sus hijos la pesca extraordinaria.
La tragedia consiste, y esto lo sabe muy bien Al� o As-Sam�: el Escuchador, que esa paloma toda su vida hab�a pensado en ser una ave original, y que en un arranque de pasi�n por cambiar la monoton�a de su vida, ese mismo d�a decidi� que era un pez que nadaba �gil entre las corrientes de los vientos. Al� o Al-Mubdi�: el Innovador, es el Generoso y el Oculto.

Ave muerta

Cambo 4x5 Kodak caducada