Friday, August 31, 2012

No eres mi mascota



Desde que llegaste a mi vida has sido un amigo, un hermano, un maestro. Te doy las gracias por adoptarme, ya que entiendo que fuiste tú y no yo el que eligió que compartamos esta vida juntos.

Gracias por hacerme saber que no debo de pedirte obediencia ciega y que con cariño me ayudas a entender que eres una criatura libre.

Gracias por permitirme identificarme con lo mejor de ti y enseñarme que no eres ni mi juguete, ni mi sirviente de entretenimiento.

No soy tu dueño, soy el que sin ti lloraría.

Yo no te pido nada y tú no quieres cambiarme, ahora sé lo que es el verdadero amor.

Gracias por amarme de forma incondicional, porque haciéndolo, me ayudas a amar la existencia.



Para "mi" gato.

Cabeza

Mamiya RB67 Portra 160